Los Duty Free se han vuelto un área súper importante de cada aeropuerto. No sólo para hacer tiempo mientras sale tu próximo vuelo sino también para comprar regalos o souvenirs de última hora. Si quieres saber más, te dejo algunos datos que te pueden servir para tu siguiente viaje.

Primero lo primero, ¿qué es el Duty Free?

 

Sí, es la zona de tiendas, pero más allá de las marcas, “Duty Free” indica que en ningún establecimiento dentro de esta área te cobran los impuestos que normalmente se cargan a cada producto. En teoría, por esta razón el precio de lo que ahí venden debería ser más barato.

Esta modalidad de las tiendas sin impuestos surgió por primera vez en el aeropuerto Shannon de Irlanda en 1946. El motivo fue para que los pasajeros de otros países pudieran reabastecerse de artículos de primera necesidad antes de seguir a su destino sin tener que pagar impuestos de un lugar que no era su tierra de origen y en la que no residían. Esta idea fue un éxito y se extendió a Estados Unidos y en el resto de los aeropuertos del mundo.

¿Qué puedes encontrar con buenos precios?

  • Entre los artículos más populares, sin duda los licores y los cigarrilos se llevan las palmas. Ya sea para regalos, ocasiones especiales o mero gusto, hay gran variedad y con buenos descuentos.
  • Los artículos de belleza, sobre todo maquillaje y perfumes, son cosas que puedes encontrar aún más baratas que el alcohol. Según el ‘World Duty Free Group’, tienen rebajas de hasta 20% de descuento.
  • Y para endulzarte la vida: los dulces. Es común encontrar muchas marcas reconocidas, sin embargo, antes de comprar, te recomiendo hacer un pequeño sondeo.

La realidad es que los precios varían e incluso pueden duplicarse en cualquier momento, sobre todo, dependiendo del país en el que te encuentres. Si bien los de la lista suelen ser los que mejor descuento presentan, tampoco es garantía o un hecho que siempre sea así. Así que, si tienes tiempo, busca, compara y compra donde más te convenga.

Ya compraste, y ahora, ¿cómo llevarlos contigo?

Esta debe ser la menor de tus preocupaciones. Con tal de que consumas, el personal del aeropuerto, en conjunto con el de las aerolíneas, harán lo posible porque puedas llevar contigo toooodo lo que adquieras ahí. Si antes de tu destino final tienes escala en otro lugar, es ahí donde sí puedes encontrarte con inconvenientes por exceso de equipaje, la cantidad de líquidos permitidos y demás. Pero si no, no habrá problema. Considera lo siguiente antes de subir al avión:

  • Tus compras pasan por separado en el control de seguridad del aeropuerto. Así que te recomiendo llevar todo contigo y no en tu equipaje de mano.
  • Nada de lo que compraste debe estar abierto o fuera de su envoltorio. Así que resiste y abre todo hasta que llegues a tu último destino, ¡nunca antes!
  • No pierdas ni tires el ticket de compra porque te lo pueden pedir.
  • Antes de comprar algo, investiga sobre las normas y leyes del país al que viajas. Te lo digo porque puede haber cosas que tengan prohibida la entrada o un cargo de impuestos al pasar por las aduanas.

No te quedes con las ganas y date una vuelta por toda la zona del Duty Free, tal vez encuentres muy buenas ofertas que puedas aprovechar para no regresar con las manos vacías y darte un gustito durante tu viaje. ¡Te lo mereces! ;). Si no es el caso, siempre será una buena opción para distraerte y hacer que tu tiempo de espera más llevadero.

Compres o no compres, siempre te deseo: ¡buen viaje, viajero! 😉