Viajar es tanto un reto como una aventura y no cabe duda de que entre más recorremos el mundo, más vamos aprendiendo de todo, pero sobre todo, del mismísimo arte de viajar. Antes de partir a tu destino, échale un ojo a estos tips que aplican todos los expertos en esto de ir de un lado para otro, así tendrás cubiertos algunos puntos que tal vez no habías considera para tu partida o para el trayecto de tu recorrido.

No te dejes! Combate el jetlag

Sobre todo cuando viajas a un destino en donde el horario varía mucho con el de tu punto de partida es muy común que llegando te sientas súper cansado y pesado. Para evitar esta sensación de agotamiento y sueño en extremo, lo ideal es que tomes mucha agua 24 horas antes y 24 horas después del vuelo, evitar tomar alcohol y dormir bien los días previos a tu salida.

Opta por un SIM local

Si eres fan de compartir tus experiencias en redes sociales, tal vez te convenga más adquirir un chip prepago local. Aunque ahora es más fácil acceder a tu plan de datos desde más destinos, lo mas probable es que te salga más barato de esta manera. Así no tienes que estar buscando cafés o lugares públicos para tener señal de Internet y podrás usarlo, incluso, para ubicar más fácilmente los lugares que quieras visitar.

Kit de primeros auxilios

Comienza con lo básico: un kit de primeros auxilios a prueba de agua. Este tipo de kits contienen los artículos indispensables que pudieras requerir en un momento dado y se pueden modificar de acuerdo con tus necesidades. Una recomendación es que te asegures que incluya cosas a las que no puedas tener acceso tan fácilmente durante tu viaje. Entre lo más indispensable están: aspirinas, medicamento para refriados, anti ácidos, jarabe para la tos, vendas, curitas y una lista de asistencia con especificaciones médicas, como alergias, tipo de sangre y un número de emergencia.

Evita comer en áreas muy turísticas

Procura comer antes de visitar museos o lugares históricos para evitar pagar de más por artículos que puedas necesitar. Específicamente las botellas de agua, suelen costar el doble en estos lugares y las tiendas de souvenirs que los rodean. Otra cosa que puede parecer irónica, pero que es cierta, es que en los restaurantes con menús traducidos al inglés, suelen tener precios elevados, especialmente para el presupuesto de los turistas. De seguro si caminas unas cuadras y sales de esa zona turista, encontrarás algo a un precio más razonable.

Cartera de señuelo

En los puntos con alto flujo turístico, especialmente transporte público, es muy común que circulen los famosos “carteristas”, personas que se dedican a robar carteras de los bolsillos o incluso de las bolsas y mochilas de los pasajeros. Lo primero es que cuides mucho tus pertenencias y de preferencia que lleves una cartera con muy poco dinero por si te la roban en el trayecto. Así el resto de tu efectivo estará seguro y en un lugar de tu outfit que sea de difícil acceso. Y sobre todo, asegúrate también de no guardar documentos importantes en tu cartera, como tu pasaporte u otras identificaciones y papeles con información personal importante.

Intenta aplicar la regla de “La llanta ponchada” si pierdes tu vuelo

Si ya se te hizo tarde, expertos de viajes recomiendan llegar al aeropuerto lo más rápido posible, así tienes la posibilidad de tomar el siguiente vuelo sin pagar alguna multa. Pero si de plano no llegas a tiempo, algunas aerolíneas tienen una política no escrita conocida como “Flat Tire Rule” o “La regla de la llanta ponchada” en español. Suena raro, pero consiste en permitir a los usuarios que llegan con retraso, a permanecer en lista de espera para abordar el siguiente vuelo sin exigir un pago adicional. Esta regla aplica, precisamente porque algunas aerolíneas son conscientes de que a veces, es inevitable evadir percances como, por ejemplo: que se ponche una llanta o estancarse en el tráfico y que no es justo penalizar a sus usuarios por eso puesto que son situaciones fuera del control de cualquier persona.