Alemania es uno de los destinos favoritos para visitar entre los viajeros que buscan recorrer Europa y, para muchos, una parada obligatoria. Este país, además de su enorme riqueza histórica, tiene desde pequeños pueblos medievales, hasta ciudades modernas que resguardan mágicos castillos en los que, aún hoy en día, te puedes hospedar.

Darte el lujo de sentirte como un verdadero miembro de la realeza, al menos por algunas noches, es posible, así que anímate a hospedarte en uno de estos lugares. Vive tu propio cuento real en alguno de los castillos que reciben miles de turistas al año. En esta ocasión, te dejamos cinco a los que puedes llegar.

  1. Schlosshotel Kronberg, Hesse

En este castillo los precios de las habitaciones van desde los 238 euros con desayuno de 35 euros por persona aproximadamente. Construido en 1889 por la emperatriz alemana Victoria, se encuentra en la ciudad de Kronberg. En un principio se conocía como el castillo Schloss Friedrichshof en honor a su marido, el káiser Friedrich III. Como parte de los servicios que ofrece, te brindan transporte gratuito a la estación del tren urbano S-Bahn de Kronberg, a dos kilómetros de distancia, que tiene salidas directas a Frankfurt.

Esta catalogado como un hotel de cinco estrellas que pertenece a la Casa de Hesse y su estilo es tudor inglés. En su interior podrás encontrar muebles originales, así como piezas de colección de la emperatriz y gran parte de su enorme biblioteca personal.

Si vas en verano, podrás disfrutar de comidas en la terraza con vistas increíbles a los jardines y uno de los campos de golf más bonitos de Alemania. Y si eres del estilo aventurero, aquí podrás practicar senderismo a través del parque natural de Hoch-Taunus.

  1. Hotel Burg Wernberg, Baviera

Aquí los precios de las habitaciones van desde los 120 euros y encontrarás desayunos por 22 euros por persona. Este es un castillo impresionante del siglo XIII en la ciudad de Wernberg- Köblitz y hoy en día es un hotel de cinco estrellas. Es de las edificaciones mejor conservadas de Baviera en el centro del Alto Palatinado, a donde se puede llegar fácilmente desde Múnich, Nuremberg, Ratisbona o Praga.

Estando ahí, también puedes visitar el exclusivo campo de golf de Schwanhof y las tradicionales tiendas de vidrio y porcelana de la región.

  1. Hotel auf der Wartburg, Bosque de Turingia

Los precios de las habitaciones van desde los 209 euros y ya incluyen el desayuno. Imagina hospedarte en esta antigua fortaleza que terminó convirtiéndose en un hotel de cinco estrellas con un gran menú gastronómico y una impresionante variedad de vinos. Este castillo se encuentra ubicado sobre una colina y cuenta con 37 habitaciones que ofrecen vistas impresionantes al bosque de Turingia o a la ciudad antigua de Eisenach.

Para los amantes de la naturaleza, el hotel también ofrece distintas actividades como senderismo, cabalgatas y paseos al aire libre.

Y en caso de que no hayas rentado un coche, ¡no te preocupes! Ofrecen servicio gratuito de traslado al centro de la ciudad.

  1. Castillo Hotel Auf Schönburg, Oberwesel

Los precios de las habitaciones en este castillo comienzan en los 130 euros y también incluyen el desayuno. Este imponente castillo se encuentra en un lugar privilegiado con vistas que te resultarán difíciles de creer del río Rin.  De verdad que es una joya del siglo X. Se encuentra ubicado en lo alto de una colina en la ciudad medieval de Oberwesel y es taaaan impresionante, que fue declarado Patrimonio Mundial de la Unesco.

Lánzate a Alemania y encuentra este castillo a un kilómetro del centro de la ciudad de Oberwesel, a 100 kilómetros al oeste de Frankfurt y 150 al sur de Colonia.

  1. Romantik Parkhotel Wasserburg Anholt, Anholt

En esta maravilla los precios de las habitaciones van desde los 150 hasta los 250 euros, dependiendo del tamaño de la habitación que requieras. Esta joya de la arquitectura aún pertenece a la familia alemana Von Salm-Salm y en la parte antigua de la construcción hay un museo de pinturas y porcelanas chinas y japonesas.

Estre increíble castillo de 42 hectáreas de terreno se encuentra a tan sólo un kilómetro de la frontera holandesa. Cuenta con elegantes habitaciones y es una fortaleza ubicada en el corazón de un lago. Muchos lo consideran como uno de los castillos más románticos de Alemania, haciéndole honor a su nombre.