Si comer pizza en la mejor ciudad italiana para hacerlo ya es delicioso, ahora imagina probarla en alguno de estos establecimientos, favoritos entre los expertos por su historia, sabor y propuesta. Anótalos en tu agenda de viaje y devórate esta ruta hasta la última rebanada.

Foto por Juan Manuel Núñez Méndez en Unsplash

Sorbillo
Se trata de una de las pizzerías más queridas y reconocidas de la ciudad, sobre todo por parte de los exigentes napolitanos. ¿Las razones? Detrás de sus recetas están los chefs Antonio y Gino Sorbillo, quienes han creado deliciosas pizzas utilizando masa madre (sí, esa mezcla con levadura viva). Otro motivo para elegirla es la selección de productos frescos que emplean para prepararlas, provenientes de la región de Campania. Tiene una excelente ubicación, justo en el centro de la ciudad; te será fácil identificarla por la larga fila de gente que espera una mesa en este emblemático lugar.
Via dei Tribunali 32, Nápoles.

Da Michelle
Aquí solo preparan dos tipos de pizza: marinara y margherita, ambas cocinadas a la manera tradicional dentro de un gran horno de leña. Por esa razón —y por el hecho de ser una de las pizzerías más antiguas aún en pie, fundada en 1870— Da Michelle se coloca siempre en los sitios más altos de la estima de los napolitanos. Y aunque también verás mucha gente afuera, esperando conseguir un asiento, una vez dentro notarás una atmósfera casual y relajada, como cuando Michelle Condurro abrió este sitio que ya es leyenda.
Via Cesare Sersale 1, Nápoles.

Pizzeria Brandi
La tradición afirma que fue en este mismísimo lugar (el cual es conocido por los locales como “el Templo de la Pizza”) donde se creó la pizza más emblemática de Nápoles, la margheritta, llamada así en honor a la reina Margarita de Saboya. Desde aquellos días han transcurrido casi 130 años, sin embargo el sabor y textura de ese platillo han permanecido invariables. Si lo tuyo no es la albahaca, su carta también ofrece otros estilos de pizza, como la Donna Matilde, hecha con arúgula y prosciutto de Parma. Brandi es una buena opción si quieres porbar un pedazo de la historia universal de la comida.
Salita Santa Anna di Palazzo 1/2, Nápoles.

D’è Figliole
Esta te la recomendamos si no te consideras fan de la comida light, pues su especialidad son las pizzas completamente fritas. La clásica lleva mozzarella, ricotta, salami, tomate y ciccioli, una especie de cárnico parecido al chicharrón. Si no quedaste satisfecho, su carta te propone un postre igualmente interesante: pizza frita cubierta con Nutella. Los responsables detrás de estas versiones son los miembros de la familia Apetino, quienes aún manejan este negocio con innegable ambiente hogareño.
Via Giudecca Vechia 39, Nápoles.

La Notizia 94
Creado por el maestro pizzero Enzo Coccia, el concepto de La Notizia 94 se basa en la experimentación con productos frescos y técnicas de cocción diversas; de hecho, a la cocina del restaurante prefieren apodarla “el laboratorio”. De allí verás salir creaciones gourmet, como la pizza con berenjena y hojas de menta; la de burrata con higos o la que lleva trufas. La Notizia 94 se encuentra a las afueras de la ciudad, lejos de los principales atractivos turísticos, aun así vale la pena desplazarse hasta sus puertas para probar lo más novedoso que Nápoles tiene por ofrecer.
Via Caravaggio 94, Nápoles.