No me vas a dejar mentir que hablar de visitar Ámsterdam es imaginarse casi en automático días de fiesta, locura y pecado. Sin embargo, es una ciudad rica en cultura, paisajes e historia. Entre las muchas cosas que distinguen a la capital oficial de los Países Bajos, están sus campos de flores e invernaderos. Uno de los lugares de mayor colorido y belleza, es sin duda Keukenhof, el parque de tulipanes y otras flores más grande del mundo, que puedes visitar saliendo de Ámsterdam.

Este increíble parque de 32 hectáreas esta lleno de flores de diferentes tipos y es en serio, una obra de arte del paisajismo con lagos que complementan la hermosa vista. Algo que lo hace aún más especial es que abre sus puertas sólo durante 8 semanas al año entre los meses de marzo y mayo.

Keukenhof se encuentra a casi una hora de Ámsterdam entre las localidades de Lisse e Hillegom. Para llegar hay varias formas, una de ellas es en un autobús Hop On Hop Off desde el centro de la ciudad que cuenta con más de diez salidas al día; en un autobús de transporte público tomando las rutas 397 y 858; en una línea de autobús de alguna compañía, aunque de esta forma el viaje es mas lento y con muchas paradas; o rentando un coche y tomando cualquiera de las dos autopistas que llevan al parque.

Si no te quieres complicar la existencia con la logística para llegar hasta allá, puedes optar por irte en un tour durante todo un día.  Si lo haces, la reservación es de € 38 euros y te ofrece transporte ida y vuelta saliendo de Ámsterdam más tu audio guía para que no pierdas ningún detalle. Iniciando te dará la bienvenida un guía profesional junto con un mapa de la ciudad, además de la presentación de un vídeo en inglés y un tríptico en español sobre la historia y datos del parque. Así entras directo, sin filas y aprovechas cada minuto de este recorrido en donde sin duda, podrás sacarte las fotos mas impresionantes de tu viaje. Por la hora no te presiones, ya que puedes seleccionar el horario que mejor que convenga.

Puedes considerarlo como una opción y hacer tu reservación con tiempo para asegurar tu lugar. Si de última hora decides ocupar tu tiempo en otra cosa, puedes notificar un día antes de tu visita que no asistirás al tour y recibir un reembolso del 100% de tu dinero.

 Así que, si ya estás planeando tu viaje a este destino para marzo, abril o mayo, contempla ir a deleitarte la pupila en el parque de Keukenhof con un tour de un día saliendo de Ámsterdam.