¿Viajar con efectivo o tarjeta? Es la eterna pregunta, sobre todo cuando nos dirigimos a un destino nuevo y no sabemos qué nos espera al llegar. Con estos pros y contras te ayudaremos a tomar la mejor decisión para cada viaje.

Foto por Sharon McCutcheon en Unsplash

 

Cuándo sí viajar con efectivo

  • Si viajas a áreas rurales donde los establecimientos no acepten tarjeta o a países donde las tarjetas no sean de uso común. Por ejemplo, en Cuba o incluso en Japón, es importante tener efectivo al menos para los primeros días.
  • Cuando puedas tener tu efectivo en todo momento contigo y no viajes a algún lugar conocido por sus carteristas.
  • En el caso de que las comisiones por pagar con tarjeta de crédito sean demasiado altas o si es más económico intercambiar divisas en efectivo que con tarjeta.

Cuándo confiar en la tarjeta

  • En la mayoría de las grandes ciudades del mundo, los establecimientos aceptan tarjeta. Si viajas a una metrópolis, esta es una opción más práctica, que además te protege en caso de robos.
  • Si cuentas con un buen programa de puntos o recompensas por medio de tu banco, un viaje es un gran momento para acumular compras.
  • Las tarjetas de crédito son necesarias en algunos hoteles, como garantía de que podrás pagar al final de tu estancia.

En caso de que te decidas por usar primordialmente tu tarjeta, recuerda que es muy importante avisarle a tu banco que harás un viaje, para que no bloquee el acceso a tus fondos.

Para la mayoría de los viajes, lo mejor es usar una combinación de efectivo y tarjeta, ya que siempre necesitarás algunos billetes y monedas para pequeñas compras, mientras que las tarjetas tienen la gran ventaja de poderse cancelar en caso de extravío o robo, además se ser necesarias para compras más fuertes.

Lo mejor que puedes hacer es investigar sobre tu destino antes de partir, además de preguntarle a tu banco sobre sus comisiones y programas de apoyo a viajeros.