La practicidad es uno de los principales elementos que todo viajero busca en sus aventuras por el mundo, sobre todo en Europa, continente turístico por excelencia. Para aprovechar el tiempo y hacer rendir cada minuto del viaje, rentar un coche puede ser una manera cómoda y fácil de recorrer los destinos marcados en tu itinerario.

Un carro alquilado es una excelente opción si estás de vacaciones o incluso viajando por negocios. Llegar a una reunión a la hora exacta, tener autonomía y movilidad puede ser la clave del éxito en el intento de combinar el descanso con el trabajo. De esta manera podrás olvidarte del transporte público, ser tu propio guía y llegar a donde quieras mucho más rápido. Además, siempre está el GPS a tu disposición.

Y lo mejor es que, al sacar las cuentas, podrás sorprenderte, ya que en ocasiones resulta más económico alquilar un auto que contratar otro tipo de servicios de transporte. Si ha cruzado por tu mente esta alternativa, te servirán los siguientes datos para que llegues preparado con todos los requisitos necesarios.

  • Licencia de conducir vigente. Algunas de las compañías puede que pidan como requisito que tu licencia de conducir tenga cuando menos dos años de antigüedad. También, en algunas lugares solicitan licencia internacional. Investiga bien.
  • Documento de identificación vigente. En tu caso, como turista, sería el pasaporte. Algunas empresas sólo rentan vehículos a mayores de 21 años. Sin embargo, si no cumples con este requisito, puede que te permitan hacerlo con un cargo adicional.
  •  Tarjeta de crédito con saldo suficiente. En muchas compañías te encontrarás con que el servicio únicamente se puede contratar mediante tarjeta de crédito. En ella cargan el pago del alquiler, el bloqueo del depósito y un monto por concepto del deducible del seguro en caso de algún percance.
  • La reservación impresa. Si antes de llegar a tu destino hiciste la reservación vía internet, lleva impresa tu confirmación. Si la hiciste por vía telefónica, apunta el código en algún lado. No siempre necesitas estos datos, pero llévalos por si las dudas.

Consejos a la hora de realizar una reservación en un alquiler de coche

 

  • Ubica las oficinas de la compañía con la que reservaste: Hay franquicias que pueden tener sucursales dentro de los aeropuertos, estaciones de trenes u otros puntos. Así que siempre verifica en qué lugar tendrás que recoger el coche y la hora de entrega para evitar recargos.
  • Ojo con los horarios de cierre de las oficinas: mucho cuidado con entregar el auto fuera del horario de oficina. Mientras algunos no tienen más que un buzón para llaves, otros pueden cobrarte un cargo adicional.
  • Cruce de fronteras: cada compañía de renta de vehículos tiene sus propias políticas en cuanto al cruce de fronteras que puede depender de la clase de coche que reserves y los países a los que quieras entrar.

Ya por último, asegúrate de confirmar todos los documentos y demás requisitos con la empresa por la que te hayas decidido contratar el servicio. Estos puntos son bastante generales, pero asegúrate de leer todo y informarte bien para no llevarte sorpresas desagradables al final de tu viaje.

Y como siempre: ¡Buen viaje, viajero! 😉