Ámsterdam, es conocida como ‘La Venecia del Norte’ por sus hermosos canales que rodean la ciudad. Es también hogar de una de las más grandes marcas de cerveza en el mundo y ambas cosas van perfecto de la mano para que tu visita por la capital de los Países Bajos sea espectacular. Si quieres matar dos pájaros de un tiro, lánzate a vivir la ‘Heineken Experience’ y un crucero en barco de una hora.

Recorre la destilería original de Heineken con acceso preferencial y sin filas que, además de ser la fábrica que produce la famosa cerveza, es al mismo tiempo un museo interactivo. Aquí conocerás toda la historia de la marca desde su fundación en 1867 y cada uno de los procesos para la producción del líquido favorito de muchos. Si eres fan de la cerveza, participarás en una degustación para poner a prueba tus habilidades mientras te instruyen con la técnica del servido perfecto.

Está padrísimo conocer todo acerca de los diferentes tipos de lúpulo, malta, fermentación y demás cosas que hacen de esta bebida, una de las más consumidas en el mundo entero. Y para cerrar con broche de oro, al finalizar, puedes quedarte en una pequeña zona lounge, con muy buena música y conviviendo con el resto de los visitantes mientras se toman unas buenas cervezas recién embotelladas de la fábrica, cortesía de la casa ¿qué más podrías pedir?

Una vez que ya salgas bien hidratado de este recorrido, relájate y disfruta de la arquitectura del siglo XVII del centro de la ciudad en un increíble crucero de una hora que ya está incluido en tu reservación. En esta segunda parte del día, podrás recorrer los canales de Ámsterdam con un audio guía en español. En serio que a donde voltees, tendrás panorámicas como de película y verás icónicos monumentos como la Iglesia Westerkerk, el puente Magere Brug y el encantador barrio de Negen Straatjes.

Disfruta al máximo de estas dos atracciones, con las entradas a la “Heineken Experience”, 2 cervezas incluidas por persona durante el recorrido, el crucero y audio guía por € 27 euros ¡te va a encantar!

Además de lo que seguro ya sabes del barrio rojo y los coffee shops de Ámsterdam, la visita a la fábrica de Heineken y el crucero, son dos actividades súper típicas al visitar esta ciudad europea. Es más, quienes ya lo han vivido, aseguran que es una visita obligada que no decepciona a nadie.

Una de las ventajas de reservar este tipo de recorridos con anticipación es que, llegando ya no tendrás que buscar ni preocuparte por elegir entre miles de opciones. De esta forma, sólo te dedicas a seguir tu itinerario ya con entradas garantizadas, sin filas de espera ni multitudes en taquillas.

Si te late la idea, aquí te dejo esta alternativa para completar tu viaje a Ámsterdam para vivir como nadie la famosa ‘Heineken Experience’ y un crucero por los canales de esta ciudad, nombrada como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.